lunes, 30 de mayo de 2011

"Ya no va a doler"

Hoy decidí por fin, dejar de esperar. En realidad es como la tercera vez que lo decido, pero siempre supe que eran mentira. Hoy por fin voy a hacerlo bien. Totalmente resentida, te eliminé de facebook, del msn, borré tu número y todos los mensajes, desde los más tiernos que me llegaban un martes cualquiera a las tres de la tarde que decían "Sos hermosa, sabías?" hasta los últimos, que decían cosas como "No gorda, no vamos a volver". Me encantaría también apretar suprimir en un botón de mi cabeza para eliminarte. No te digo bloquear contacto, pero borrarte para no tentarme a darte señales de vida... eso si lo haría. Si, ya se que muchos piensan y son fieles seguidores de la frase "No llores porque terminó, sonríe porque sucedió" pero yo, hoy, todavía no puedo. No puedo sonreír porque sucedió, me la paso llorando por esa razón. Lloro y lloro porque es en tiempo pasado y no en presente; y ni hablar de soñar con un futuro. Me está matando y entré en un ataque de llanto, tanto que pensé que no iba a poder parar, por lo menos por esta noche. Hasta que una amiga me dijo:

Phenomena: Ay si, entiendo pero va a llegar un momento en el que no va a doler. 
London: Me lo prometes?
Phenomena: No soy quien, pero estoy casi segura de eso y vas a ver que te va a pasar. Supongo que es lo único con lo que te podes contentar... saber que vas a estar con otras personas y en algún momento alguna de ellas va a ser muy genial y te vas a dar cuenta y bueno, eso.

Y si, se que no estoy preparada todavía para ver a otras personas, besar otros labios, enredarme en otras sabanas que no sean las suyas o despertar en los brazos de otro. Pero es verdad, algún día va a dejar de doler y probablemente ese sea el día en que pueda decir "Me acuerdo que con él íbamos al cine a ver cada película trucha jaja la pasábamos bien" Y listo, y reírme, y sonreír cuando se me cruce un recuerdo por la mente y alegrarme de que hayas aparecido en mi vida. Pero para que todo eso pase, yo tengo que seguir mi vida. No puedo esperarte más, ni puedo seguir llorando así. Pero por favor, nunca te olvides de mi.

domingo, 29 de mayo de 2011

¡La tercera es la vencida!

Hola si, reaparecí después de mucho tiempo! Si, se que ya había prometido antes que iba a volver, y lo hice... pero me volví a ir. Claramente es porque este blog, como ya comenté, fue para plasmar en algún lado lo feliz que era en un momento de mi vida. Como también ya mencioné, esa persona no forma más parte de mi, o bueno... si, pero no como quisiera. Pero hoy, dije "vamos a ver que será del blog", entré y vi que uno muy lindo llamado Un paseo por las estrellas había pasado por acá, entré a verlo y recordé lo mucho que amo escribir y lo feliz que eso me hace. Así que acá estoy de nuevo, pido perdón por adelantado, inspiración hay pero falta un poco de optimismo, así que posiblemente lo que lean por un tiempo acá no sea lo más alegre del mundo pero si va a salir de lo más profundo de mi. 

Y para volver les voy a contar algo muy tonto que me enseñó el arte de tejer estos últimos días. Me dieron ganas de aprender a tejer, pero soy muy tonta para esas cosas, soy "Inutilisima" como me dice una amiga, pero no me importa, porque planeo aprender. Como siempre que uno empieza a hacer algo nuevo, es muy difícil que en el primer intento las cosas salgan bien, por supuesto. Entonces, quien alguna vez tejió se habrá dado cuenta que, lo intentamos una vez, todo va perfecto, pero de repente se enreda la lana, o queda algún agujero en el tejido, entonces, lo desarmamos y volvemos a comenzar. ¿Qué sucede entonces? La lana queda diferente. Se habrán dado cuenta que cuando agarramos el ovillo recién comprado, la lana esta bien perfecta, con los cabos bien unidos; pero cuando la usamos una vez, ya está un poco más des prolija. ¿Qué es lo que todo esto me hizo darme cuenta? Que con las relaciones pasa lo mismo. Cuando conocemos a alguien todo va perfecto, y de pronto algo sale mal, aparece un agujero en el tejido :) Nos enojamos, nos molesta, y decimos "Ui! tanto trabajo arruinado" Entonces, decidimos volver a empezar y ahí es cuando nos damos cuenta de que no, no es lo mismo. Nunca lo va a ser. Las cosas no quedan bien. Las cosas entre vos y yo ya no son las mismas. Y así va a ser mil veces más, con dos posibles finales: que aprenda a tejer en el trayecto de esos desastres textiles y termine quedando un sweater muy lindo; o que no aprenda lo suficientemente rápido y la lana quede totalmente destruida. No se que va a pasar en esta historia. Y me asusta pensar que nuestra historia puede ser un ovillo que ya no sirva más y que de ahí no pueda salir ni siquiera un par de guantes. Esperemos que no sea así, y que podamos aprender a tejer antes de tener que tirar todo!



- No insistas, no te voy a olvidar

martes, 3 de mayo de 2011

Canciones

Canciones. Hay de todo tipo, tamaño, color y para todos, TODOS! los gustos. Pero lo más increíble y genial de ellas es que hay una para cada ocasión. Leí por algunos lugares que "la tristeza es más bella con una canción", pienso que cualquier cosa es más linda con una canción, cualquier sentimiento, cualquier actividad, cualquier momento de nuestra vida. Seguro les pasó que vivieron situaciones en las que decían "Que bien quedaría - tal canción - en este momento de fondo" ¡A mi si! una y mil veces. Pero la que más recuerdo, sucedió, así, con música de fondo. Fueron momentos perfectos para mi y siempre elegíamos una variedad de temas diferente. Desde The Beatles, a Jamiroquai... ¡Miley Cyrus! y hasta Calle 13. De todo un poco, y muchos otros más. Muchos de mis recuerdos con él están grabados en mi memoria por sensaciones y sonidos. Trato de no recordar todo el tiempo cada momento juntos porque si no... no voy a superar esto jamás! Pero ai ai ai, qué difícil se hace cuando todas y cada una de las canciones que más me gustan, tienen al pie de página nuestros besos. Hasta tocaste con la guitarra y cantaste para mi Something de The Beatles. ¿¡Cómo te olvidas de alguien después de eso!? Supongo que la respuesta es fácil: no lo haces.A lo sumo, la única opción que tengo es quemar todos los discos, vaciar el Ares, y renovar la música en mi celular para evitar esos momentos. Pero en realidad, después lo pienso un poco y... ¿Para qué? Quiero decir, si, muchas veces esas canciones me recuerdan que ya no estamos juntos pero también traen a mi memoria los momentos maravillosamente perfectos que vivimos y no entiendo por qué alguien querría olvidar todo eso. Es difícil, no digo que no, no resulta nada NADA fácil aprender a estar sin vos, y mucho menos si cada estrófa de mi repdroductor me lleva directo a el nosotros que ya no es, pero estoy bien. Estoy bien porque fuiste mío y fui (¿Soy?) tuya, nos encantó, fuimos súper felices y nos hicimos tan tan bien! Y creo que está bueno poder recordar todo eso con una linda canción de fondo.
Sobre todo porque yo se, estoy muy segura, y ¡Me juego la vida! a que vos y yo nos vamos a volver a encontrar muy muy muy pronto :)





Consulta popular: ¿Cómo les aparece la foto del título? Porque en mi computadora se ve bien, encuadrado, pero en otra que vi aparece como todo a lo largo y queda horrible jaja. Asi que cuentenme como lo ven!

domingo, 1 de mayo de 2011

Cambios al fin!

Uf, la noche del 25 de abril no llegó más! jaja. Si, lo prometí hace más de cinco días pero acá esta el cambio. No es tan tan tan gran cambio, solo el fondo, un par de imágenes más, algunos colores, agregué una descripción yyyy, la foto del título es de la película "A walk to remember", si no la vieron, háganlo, es hermosa! Qué más les puedo contar... por este lado del mundo hace un frío impresionante! Y en mi corazón... uf! llegó un poquito antes el invierno y para quedarse señores! Pero bueno, eso lo hablaremos en otra entrada, mañana!


Feliz día del trabajador a todos! :) Y feliz Mayo, vamos a ver que tiene guardado el quinto mes del año para todos nosotros.

lunes, 25 de abril de 2011

Change change change

Voy a hacerle un cambio (estético) al blog. Porque es hora de dejar cosas atrás y como comenté en la entrada anterior, este blog fue creado por cierta razón... como las cosas cambiaron, es hora de cambiar yo misma, y por qué no, cambiar mi blog también. Esta noche cuando llegue a casa, le damos un giro a todo esto.


jueves, 21 de abril de 2011

¿Cómo se puede olvidar a alguien que te dio tanto para recordar?

Empecé este blog hace un par de meses porque quería plasmar en algún lado todo lo que sentía por vos. Llevábamos unos meses juntos y sinceramente, nunca había sido tan feliz. Apareciste y me mostraste una realidad que no conocía, esa donde todavía existen los hombres que les abren las puertas de los autos a las mujeres, los que las dejan pasar primero, y los que las toman de la mano al a penas cruzar la puerta. Siempre había oído lo hermoso que era dormir en los brazos de tu príncipe azul; no estoy segura de si eras un príncipe, menos de si eras azul, y todavía menos menos segura de si eras mío, pero era perfecto dormir con vos. Despertarme con tus besos, ¡Con tus besos! Era increíble. Escucharte pedirme que te haga mimitos y cosquillas.
Hace unos días que trato de no llorarte, pero es inevitable. Cuándo me dijiste que me dejabas, supe que iba a ser difícil. Sabía que me iba a costar sacar el sabor de tus labios de los míos, no necesitar tus abrazos, no extrañar tu perfume. Nadie dijo que sería fácil pero... ¿TAN difícil iba a ser? Y aunque es absurdo, todavía no me caigo porque me sostengo de tu "En un tiempito nos volvemos a ver". No se qué estas esperando. No se por qué insistís en que tenemos que desconectarnos el uno del otro. Me estas matando, ¿No te das cuenta? Quiero que vuelvas.. por favor extrañame que me muero sin vos. No estoy dispuesta a aceptar que esto se terminó. No quiero, no quiero porque SE que todavía podemos dar más. Juntos es mejor. Y estoy esperando que pronto te des cuenta de eso. No veo la hora de que llegue el día en que te despiertas, tengas ganas de abrazarme, veas que no estoy al lado tuyo, me llames, me digas que me extrañas y que me queres volver a besar.








(Gracias a Tumeencantas por el premio )

miércoles, 20 de abril de 2011

No importa

  No importa si creí y tu ya no, ni quien lo decidió, ni la manera

Because I need you